Friday, November 10, 2006

Examen de Química

Mi amigo Fernando, gracias, me ha enviado este email que no puedo resistir publicar aquí.

La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral de química en la Universidad de Toledo.

La respuesta de uno de los estudiantes fue tan "profunda" que el profesor quiso compartirla con sus colegas, vía Internet, razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.

Pregunta: ¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?

La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de
Boyle el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).

Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente:

"En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa del Infierno
varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él. Por lo tanto, no se producen salidas. En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones. La mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay
más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno. Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el Infierno crece de forma exponencial. Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno.

Según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas. Hay dos posibilidades:

- 1. Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.

- 2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.

¿Qué posibilidad es la verdadera?:

Si aceptamos lo que me dijo Teresa en mi primer año de carrera ("hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo"), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera. Doy por tanto como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado. El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido... dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Teresa no paraba de gritar "¡Oh, Dios mío!

Dicho estudiante fue el único que sacó "sobresaliente"




10 comments:

Fernando Gómez Pérez said...

Pues sí que te has dado prisa en colgarlo jordets

Jordi said...

Demasiado bueno para no hacerlo!

CaDs said...

Muy bueno!!!!

Anonymous said...

tu amigo fernando te envía unos correos del siglo XIX!!!! Aunque claro, a los que rozáis los 30 igual es lo que os hace gracia!

núria

Daniel Liberal said...

Es bueno el mail si, pero es viejo. Lleva ya rodando un tiempo por internet Jordi y dudo que sea de la Universad de Toledo. Aquí aparece probablemente la versión "original" con fecha más vieja (1997!):
http://www.pinetree.net/humor/thermodynamics.html

Jordi said...

Hola Daniel, puede que no fuese de toledo y que hubiese circulado antes. de hecho a mi me sonaba, pero cuando me volvio a llegar no pude dejar de publicarlo. Me estuve riendo un rato

Melissa said...

buenísimo!...un saludo desde Panamá!

Jordi said...

gracias Melissa... me alegro te haya gustado.

Anonymous said...

jajjaja...es el mítico...a nosotros en mi facultad nos lo leyó en mitad de una clase de fiscoquímica nuestro profesor..de hecho corre el rumor..que este profesor de mi facultad aprobó a un alumno suyo, con aprobado no sobresaliente,cuando en un examen de septiembre le respondió a un problema teórico de termodinámica con la crónica del partido del día anterior.El profesor alegó que no había podido ver el partido y le pareció interesante.jajajaj yo conociendo a mi profesor...jajaja lo creo!
Saludos desde Euskadi

Iker

Nicol said...

Tengo una versión de este problema en papel de cuando yo estaba en 2º de químicas hace unos 30 años.

Le faltan varias concreciones:

- Todas las religiones dicen que las almas son etéreas, es decir gaseosas. Y coinciden en que son perfectas. Por tanto, podemos aplicar como modelo el de la ley de los gases perfectos.
- Al hacerlo, se entienden las afirmaciones que hace respecto a la expansión o no del infierno. Sin embargo, todas las religiones afirman que el infierno está bajo tierra. Puesto que no se han encontrado en nuestro planeta fisuras que muestren comunicación con esta cavidad, podemos suponerla cerrada y de volumen constante. Si aplicamos la ley de los gases perfectos, al aumentar el número de moles de almas en su interior (y aumenta muchísimo porque parece ser que cada vez somos más malos), la presión debe subir, con el riesgo de que algún día reviente el recipiente (la Tierra) con los que quedamos de nosotros encima.
- Si suponemos que la presión no está subiendo (por eso no ha reventado aún) pero entonces tiene que estar bajando la temperatura.
- Si la temperatura en el infierno no es constante, sino que está bajando, hay esperanza: debemos suponer que el porcentaje de almas condenadas de ingenieros debe ser semejante al de los demás mortales. Por tanto, ha de haber almas de ingenieros competentes en el infierno.
- Si es así, los ingenieros serán capaces de aislar una zona del infierno para que, con el enfriamiento, quede más caliente que su entorno. Al haber una zona más caliente que otra, podrán hacer funcionar una máquina térmica con todo lo que ello posibilita: generación de electricidad, aire acondicionado, calefacción, etc.
- Conclusión 1: en el infierno algunos viven mejor que otros y tienen calefacción y aire acondicionado, electricidad y otros aparatos.
- Conclusión 2: si quieres ser malo y correr el riesgo de ir al infierno, hazte ingeniero.