Wednesday, November 01, 2006

Receta de caza

Una de las cosas que echo de menos comer en Caracas es caza. Se aproxima el momento y me tendré que contentar con lo que me cuenten mis amigos y familiares. De momento me encuentro con esta receta de Abraham García que me pone los dientes largos (y más en este momento que mi estómago me tiene castigado, o será que yo lo he castigado aun creyendo que no lo hacía?)


SOLOMILLO DE CIERVO AL TOMILLO

INGREDIENTES (Para 4 personas):

  • 2 hermosos solomillos de ciervo o 1 kilo de lomo, en su defecto
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 2 bayas de enebro
  • 4 granos de pimienta negra
  • ramitas de tomillo
  • sal gorda
  • aceite de oliva
  • 1 copa de vino tinto (joven con color y cuerpo)
  • 1 cucharadita de mermelada de arándanos
  • 1 pizca de maicena

ELABORACIÓN:

Corte el solomillo en cuatro gruesos medallones y macérelos durante algunas horas en el resultado de majar las distintas especias y el fragante tomillo con sal gorda y diluirlo todo junto en un chorro de aceite. En una sartén de fondo grueso aceitada, dore los solomillos por ambas caras y deles un medido golpe de horno, de forma que, bien calientes, queden internamente rojos. Mientras tanto, desengrase el fondo de la sartén con la copa de vino y deje que reduzca un instante. Añada la mostaza y la maicena diluida en agua fría. Rectifique de sal y sirva la jugosa carne sobre tan humeante salsa. Como apropiada guarnición: níscalos salteados junto a trigo sarraceno o arroz basmati, en su defecto.

Vía: El Mundo

Technorati Tags: Hunting, Recipe

2 comments:

Oriol Serra Nadal said...

Jordi,
desgraciadamente la caza del ciervo en venezuela está vedada todo el año... lo divertido está en descubrir en que restaurante reciben de vez en cuando un animal... solo para los mejores clientes !!!!!!

por cierto, los "rovellons" de la receta me han puesto los dientes largos !!!!!!!

Jordi said...

Si, yo sé que a algunos sitios llega. De hecho el año pasado comí algo. Pero no es lo mismo. Esta receta me tuvo babeando un rato...