Thursday, March 22, 2012

Mancillando el nombre e historia del Real Madrid


Quien me conoce sabe que hace tiempo que vengo pidiendo la dimisión del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y de su entrenador, Mourinho. Nunca fuí fan de la política del presidente: "Zidanes y Pavones" fue un slogan que como dice Zidane, divió al vestuario. Nunca llegó a creer en "españolizar" el equipo, y si en vender camisetas y múltiples negocios. Un presidente que destituyó a Vicente Del Bosque, uno de los mejores entrenadores, conocedor de la institución, genial con la cantera... porque no tenía Glamour, ni hablaba idiomas. Ganó 2 Champions League, 2 Ligas, 1 Súper Copa de España, 1 Súper Copa de Europa y 1 Intercontinental en 4 años. No está mal, no? Florentino nos dejó tirados a medio de una temporada porque las cosas no iban bien. Luego tuvimos varios presidentes, de su misma junta, que fueron un "cáncer" para la institución... pero que quizás ahora no lo parezcan tanto. Volvió Florentino y volvimos a la política del talonario: Kaká costó una fortuna en sus momentos bajos, Cristiano es un genio (aunque lo deteste)... Se fichó, por recomendación de Valdano (a quién más tarde se echó de mala manera) a Pellegrini. Hizo una temporada sensacional, pero delante tuvo al mejor equipo de la historia y quedamos segundos. Eso hizo que Florentino se lo cargase y trajese al "genio de Setubal". Ese entrenador que lo ha ganado todo, que ha dejado plantado a quien ha querido cuando ha querido, y que sólo sabe generar polémicas (dudo que su capacidad como entrenador, y cada vez más como gestor). Este año le dieron poderes totales a Mourinho, le hicieron la plantilla que quería, y ni con esas. El fútbol que pratica el equipo es una castaña, salvo en contados partidos. Ha defenestrado a jugadores de talla mundial: Albiol, Sahin, Granero... Tiene un portavoz, Eládio Paramés, totalmente impresentable (¿qué pasaría si fuera el representante de alguno de los defenestrados por Mou?) La verdad es que anoche sentí vergüenza por la actitud del entrenador, que la transmite a los jugadores y hace que reaccionen como él. Vergüenza de que se esconda y no de la cara ante la prensa y sus aficionados. Vergüenza del segundo, Karanka, a quien consideraba de otra pasta. Vergüenza de que la institución, con el presidente a la cabeza, no haga nada. Por todo ello, y mucho más: FLORENTINO DIMISIÓN!!!

PD: no voy a editar ni releer esto antes de publicarlo ;-)

3 comments:

Anonymous said...

Jordi, a pesar de ser culé, no soy de aquellos que tienen antipatía "natural" al Real Madrid... Ojalá el Real Madrid reviviera aquella época de la "quinta del Buitre', una serie de jugadores formados en la cantera y que jugaban como los ángeles, sintiendo además los colores: Michel , Butragueño, Hierro, Sanchís, Martín Vázquez.....
Me entristece ver cómo un Club cae tan bajo en las formas.... y te entiendo a ti...
Espero que la situación cambie, por el bien del real espectáculo que es el fútbol bien jugado

Anonymous said...

Pues releelo para corregir algun error tipografico pero no cambies ni una sola palabra.

totalmente de acuerdo contigo en lo que escribes, parafraseando a Mou " a mi me daria vergüenza ganar una liga así ".

Y no hablo de ayudas arbitrales, ni RM ni Barça se deben quejar, si no de actitudes. Señores que ustedes son ejemplo para muchos jovenes, no se puede decir que " roban ", " mucho morro/mono " ( me da igual de asco una cosa que otra ).

Con todo este show, nadie se dará cuenta que tuvo que cambiar a Lass a los 30min porque se equivoco en la tactica.


dani

Jordi Miró Bruix said...

Dani, se equivoca siempre (o casi). No es un entrenador, es un "gestor"... y ni eso hace bien. Pone un trivote porque no sabe jugar al fútbol. Granero recupera y juega más que Lass y Khedira. Y no lo digo como forofo, sino con datos en la mano.
Y que se quejen los grandes de los árbitros... Como dijo Valdano anoche en la SER: "El Villareal se puede quejar de los penaltis no pitados, no el Madrid"
El Madrid juega como un equipo pequeño, porque su presidente y entrenador son pequeños