Thursday, October 25, 2007

San Iker



Ayer jugó el Madrid en la Champions League. Jugó mal, y eso que jugó con un jugador más casi todo el partido. El Bernabeu llegó a pitar, sobre todo porque el Olimpiacos se adelantó, por medio de Galleti y Julio César (el ex-jugador merengue). Y eso que en el minuto 2 Raul nos puso en ventaja. Robinho estuvo cambiando de bandas, y al final del partido sacó dos genialidades que nos dieron ventaja. No entiendo como el equipo no se dedicó a contener el resultado. Esas ganas de ir para delante casi nos cuestan caro. Hubiese sido así de no tener a "San" Iker Casillas. Hizo una parada en el minuto 92 a una volea de Kovacevic (el ex-Real Sociedad) de dibujos animados (ya le hubiese gustado firmarla a Benji). En la contra siguiente Robinho le dió un buen balon a Balboa, que había sustutiuido a Sneijder, y tras una media vuelta colocó el 4-2 en el marcador. Robinho le dedicó a Schuster sus goles por la confianza que le ha dado, sobre todo tras la polémica fiesta en Brasil tras ganar a Ecuador.

Technorati Tags: Real Madrid, Casillas, Robinho, Raul, Champions League

1 comment:

Stefania said...

Robinho está inspiradísimo. Lleva así desde la Copa América y con Schuster parece seguir en la buena racha.