Sunday, January 28, 2007

La fiesta del jamón

Oriol se me ha adelantado... Él ha expuesto muy bien todo lo que ayer pudimos vivir. Desde hace unos años tengo por costumbre celebrar la fiesta del jamón. Este evento se celebraba en mi mini apartamento del Barrio de Chueca (y en la última ocasión en el apartamento de Mariela en Madrid) el primer fin de semana pasado Reyes. El jamón provenía de casa de mis padres, que ellos nos cedía gentilmente. Yo solía poner una torta del casar, una empanada de lomo del Horno San Onofre, y la bebida la ponían los invitados. Lo recuerdo con un cariño especial.

Este año mi hermana y mi cuñado, GRACIAS, nos regalaron una jamón pata negra de Guijuelo. Y decidimos traerla a Caracas para trasladar este evento a CAracas, ciudad que tanto me ha dado y en la que me siento tan feliz y arraigado. Decidimos invitar a amigos y familiares. El menú estaba compuesto por productos del cerdo. EL CERDO... que gran animal. He de decir que a los venezolanos les gusta más la parte que tiene poca grasa, mientras que Oriol y yo nos dimos un festín con las partes más grasientas. De hecho, inventamos el tequeño de jamón. ¿Se podrá compartir tan gran secreto? Sigo escribiendo y ya veré si me atrevo. Yo me convertí en el gran violinista, recordando a mi hermano que si lo es, y me puse manos a la obra. Que placer cortarlo y ver la cara de la gente disfrutando. Gracias a todos... El jamón estaba excelente, la verdad. Pero no contentos con esto, teníamos otros productos de cerdo que habían llegado de diferentes partes de España. El chorizo de salamanca que trajimos estaba de muerte. De hecho, hacía tiempo que no probaba uno igual. Oriol trajo uno de Guijuelo que estaba muy bueno. En representación de Cataluña, tierra de mi familia, tenía un fuet de Vic, Butifarra Blanca (de la cual dimos cuenta), Salchichones Legítimos de Vic (Riera nunca nos deja mal), y unas sobrasadas mallorquinas de caerse para atrás. Gracias a Oriol por proveernos mercancías tan buenas.

Para beber recurrí a los vinos que Oriol, a través de Serra y Silva, nos provee. Opté por un vino castellano, Duratón 2002, y uno catalán, Gotim Bru Castell del Remei. Un poco de cada parte de mi. Soy un madrileño atípico. Madrileño, me siento por todos los lados, que habla catalán, que su familia es del corazón de Cataluña, seguidor de Real Madrid... Vamos, un caso raro. Los vinos que ayer escogí ejemplifican un poco lo que siento y soy.

Fue una noche espectacular. Pude compartir con amigos, familia, disfrutar con el jamón y el resto de productos... LA verdad es que espero que esto quede instaurado por todo el tiempo que me dejen pasar por aquí. El último fin de semana de enero ha quedado instaurada la fiesta del jamón en su versión Caraqueña. POr cierto, esta fiesta la copié de una que mi amigo Carlos hacía antes de nochevieja en su casa del Puerto de Santa María. Gracias por la compañía, las aportaciones... Por cierto, grande el ron macuro y el vino dulce Checo que nos trajo Oriol. También hicimos algo que se está convirtiendo en una costumbre cuando Oriol viene a casa. Nos bebimos algún vino francés de la cava de mi cuñado, gracias Luisfe.

Por cierto, voy a desvelar la receta del tequeño. Quizás sea el primer plato de nuestra futura arepera fusión, quien sabe... Se corta un pedazito de la grasa del jamón, a forma de bastoncito. Se envuelve en un corte de jamón. Se introduce en la boca y se disfruta de la mezcla de sabores e imágenes que vienen a la mente. Algo delicioso que algunos se atrevieron a compartir con Oriol y conmigo.

6 comments:

xevi said...

Bueno, bueno... delapidador de jamones familiares jajaja. Me alegro muchisimo de que la fiesta fuese tal éxito. Una pena no poder estar para compartirlo. El fin de semana en madrid mucho más tranquilito. ahora cuando tenga un sg lo comento en mi blog. un beso muy fuerte, y a ver si en la segunda edición hay representación física madrileña :P

Jordi said...

espero qeu así sea

Juliana said...

Hola Jordi: Pero qué narración, que la verdad es que ahora lamento más no haber podido asistir a compartir con ustedes todos.
Sabes la alegría que me da que escribas que te sientes tan bien entre nosotros; el traslado de la fiesta a tierras caraqueñas demuestra tu doble arraigo.
Nuevamente disculpas por mi ausencia ya que yo misma debí fungir de anfitriona en el cumpleaños de mi hijo y me fue imposible ausentarme.
Un fuerte abrazo con todo mi cariño,

Victoria said...

Jordi, que festin!!.
Yo si me arriesgaria con el tequeno de jamon.
Saludos

Jordi said...

Juliana, siento no pudieses venir... pero seguro que para la próxima si. Y además, ya habremos mejorado algunas cosas

Jordi said...

Victoria, ayer di cuenta de lo poco que quedaba del jamón... y pude probar mi último tequeño ibérico